Cuento inspirado en las frases agresivas que la gente puede proferir sobre uno.