Abrirse paso en el circuito musical de una ciudad como México no es una cosa fácil. Se necesita de talento, una verdadera vocación por la música y sobre todo un sonido que se atreve a fijar el rumbo a donde pocos apuntan. Karol Tapia haz ha venido puliendo estos elementos desde hace algunos años para dar vida a un proyecto que sin duda es difícil comparar en el amplio mundo de la escena musical. Hoy nos visita en cabina para presentarnos canciones de su primer material discográfico además de darnos su visión particular de lo que significa ser un artista independiente en un mercado cada vez más grande.