Del sur de la Ciudad de México surge un proyecto que no busca descubrir el hilo negro de la composición, pero sí, hacer de lo simple algo bien. Con canciones divertidas, fáciles de hacer y escuchar, la música de Los Blenders detona la nostalgia en nuestras mentes remitiéndonos al sonido primigenio del rock and roll. Esos "chavos bien" nos demuestran que su música está hecha sin pretensiones, ni complejos, pero sí, con estilo auténtico.