Hablaremos del Liceo Paracho Johrengua quienes regalan un pedazo de  Michoacán a la Ciudad de México con la única intención de difundir la laudería y la cultura de esta zona.