Carta que le envió Maradona a Fidel Castro. Una amistad extraña, pero firme, enlazada por los ideales, el deporte y el apoyo, sin importar la nacionalidad, ni mirar los defectos del otro, la confianza que alcanzaron quedará plasmada en las cartas que ambos decidieron compartir con los medios y que la gente supiera qué decían esas misivas.