El rey del rock and roll le envía una carta al presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon para ofrecerle sus servicios como agente en cubierto.