Cobain habla de su desencanto en la escena y de lo triste que se sintió en sus últimos meses de vida.