Maruca, la primera mujer y única esposa de Neruda le reclama por desentenderse de su hija Malva quien padecía hidrocefalia.