Esta trilogía corresponde a una serie de películas de comedia dirigidas por Edgar Wright y escritas en conjunto con Simon Pegg. Los tres títulos son: Shaun of the Dead (2004), Hot Fuzz (2007) y The World´s End (2013); recibe el nombre por la presencia del helado Cornetto en los universos donde las historias se desarrollan. A lo largo de la trilogía, se hace evidente la presencia de un discurso autoral tanto por parte de Wright como del lado de Pegg; este discurso constituye una fuere crítica a diferentes caras de la sociedad contemporánea.