Uno de los directores más representativos del género del horror, Landis ha explorado distintas posibilidades narrativas teniendo un estilo único que agrega la dosis exacta de humor a sus producciones. Su creatividad le ha permitido también llevar a cabo la dirección y producción de videos musicales; además de Thriller para Michael Jackson (1983) también ha trabajado con músicos como B. B. King y Paul McCarney. A pesar de haber atravesado por episodios difíciles en la industria cinematográfica, Landis ha sabido sobreponerse y continuar produciendo historias hasta el día de hoy.