Música para acompañar

Escrito por Laura Martínez | 27 NOVIEMBRE 2020


Quien tiene una experiencia que lo conecta con lo inefable, 

toca un universo que no tiene lenguaje.

Javier Sicilia

Cuántas veces no hemos escuchado, leído y hasta escrito que primero uno debe de sentirse cómodo con uno mismo y con su soledad para tener lazos sanos con el exterior, con los otros; sin embargo, he ahí lo difícil: ¿cómo llegar hasta ese punto? Lo que sí es una realidad es que a unos nos cuesta más que a otros llegar tener esa paz interna y crear un hábito de introspección para poder habitarnos.

Tal vez, el enfrentarnos a nuestros monstruos, en el contexto actual, no sea nuestra prioridad tomando en cuenta que nos encontramos en medio de una pandemia y los efectos que ésta desencadena a nivel colectivo e individual y que se expresan en desempleo, estrés, depresión, ansiedad e incertidumbre, entre otros fenómenos. La nueva realidad no nos permite disipar el ruido que llevamos dentro. Ya lo decía  el poeta, narrador y activista Javier Sicilia  en la charla El cultivo del espacio de interioridad en tiempos de crisis

Probablemente pensamos que fuimos encerrados en esta pandemia, pero en realidad no es así. El encierro tiene que ver con la intimidad y éste, que actualmente experimentamos, está demasiado habitado por el exterior, por el Zoom y otros medios que son una intromisión a nuestro espacio familiar. La interioridad a la que me refiero tiene que ver con algo que está mucho más atrás en la historia humana, muy en particular con las tradiciones religiosas y místicas. Mantiene una relación estrecha con la ascética.

El habitarnos a nosotros mismos es tan importante como lo anterior. Cuando modificamos nuestro interior podemos modificar nuestro entorno y relaciones. Y, aunque sea difícil de creer, la soledad y el silencio son elementos que necesitamos para estar sanos. A veces no contamos con la energía suficiente; sin embargo, podemos apagar ese ruido interno que tenemos estableciendo enlaces con cosas que nos calman, por ejemplo, la música.

Hace no mucho tuvimos como invitado en el programa Tu música en la radio al  compositor, multi instrumentista y músico, Daniel Aspuru, quien nos habló de una serie de piezas musicales, a las que en conjunto nombró Música para acompañar. Esta colección surgió por la necesidad de crear música que efectivamente nos acompañe en momentos difíciles, cuando tengamos que hacer ejercicios de introspección o estemos en soledad. 

Aspuru nos transporta a través de su música a espacios de nosotros mismos en donde podemos encontrar cobijo en tiempos tan difíciles como los que estamos atravesando. El proceso de selección de las piezas para conformar la colección también pasó por un proceso arduo, como nos señaló el autor: “De cientos de tomas, sólo seleccioné las que fueron genuinamente productos de la magia espontánea de un momento en el que confluyeron el espíritu, la mente, el corazón y el vientre: en un estado de meditación creativa”. Y efectivamente, es eso lo que se une en nuestro ser al estar acompañados por su música. Si están interesados en conocer más y escuchar su trabajo, aquí les dejo el enlace. 

Y si estás buscando propuestas musicales te invito a que escuches el programa Tu mùsica en la radio, en donde encontrarás talentos emergentes que valen la pena escuchar.


  https://www.gaceta.unam.mx/la-sociedad-actual-despoja-al-individuo-de-su-interioridad/

Laura Martínez

Soy programadora del Departamento de Continuidad y Enlace de UAM Radio, y colaboradora del programa "Tu música en la radio". Me entusiasma conocer propuestas nuevas, experimentar y compartir mis experiencias. 

Compartir