Anti Romántico

Escrito por Laura Martínez | 10 SEPTIEMBRE 2020


"Te enredas en lo romántico, no encontrás ninguna explicación.

Busca un poco más, es una prisión, 

es un engaño encantador en cada canción te

dicen que es amor. Nos va cegando la pasión”.

 Anti Romántico, Matilda.

¿Cuántas veces no hemos escuchado que las canciones viejitas son las más bonitas y románticas? Y cuando prestamos atención a su letra nos encontramos con frases como:

“Tengo celos hasta del pensamiento

que pueda recordarte

a otra persona amada”.

o

“Es que amar y querer no es igual.

Amar es sufrir, querer es gozar”.

Y bueno, justificamos este tipo de letras argumentando que así es el “amor”: es sufrimiento, deseo, placer, celos, etcétera pero ¿es así?, ¿no tendríamos que replantearnos la forma en la que nos relacionamos afectivamente con los demás? Creo que deberíamos hacerlo. En especial si vivimos en un país donde se ha registrado un aumento del 7.7% de feminicidios en lo que va del año respecto a 20191 y que se observa un aumento en la violencia que sufren las mujeres por parte de sus parejas o familiares. México ocupa uno de los primeros lugares en el continente por el número de feminicidios: tan sólo en agosto de 2019 ya se habían contabilizado mil 200 casos en territorio nacional2 y datos, de ese mismo año, que expidió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía muestran que cuatro de cada diez casos de feminicidio fueron cometidos por la pareja3.

Tampoco cabe hacerse la pregunta de si por amor hay que morir, porque la respuesta es no. Más bien podríamos preguntarnos por qué se nos ha enseñado a “amar” así; por qué nos han vendido la idea de que el “amor romántico” libera, cuando es evidente que limita.

La forma en la que amamos está íntimamente relacionada con lo social, lo político y, pudiera no ser tan evidente, pero también está relacionada con lo económico. Los códigos y formas de lo amoroso se modifica con el paso del tiempo y el contexto que nos rodea sin embargo, hay roles muy particulares que perduran a través del tiempo. Perdura por ejemplo el lugar que ocupan el hombre y la mujer en las relaciones, con quiénes se nos tiene permitido relacionarnos y sobre todo, perduran las ideas sobre cómo tenemos que relacionarnos. En ese sentido, es muy claro lo que señala Coral Herrera Gómez, en Pikara Magazine

Amamos patriarcalmente: el romanticismo patriarcal es un mecanismo cultural para perpetuar el patriarcado, mucho más potente que las leyes: la desigualdad anida en nuestros corazones. Amamos desde el concepto de propiedad privada y desde la base de la desigualdad entre hombres y mujeres. Nuestra cultura idealiza el amor femenino como un amor incondicional, abnegado, entregado, sometido y subyugado. A las mujeres se nos enseña a esperar y a amar a un hombre con la misma devoción que amamos a Dios [...] . 4

Y la afirmación cobra más sentido cuando nos percatamos de ello a través de algo tan cotidiano como la música, pues estamos en contacto con ella, voluntaria e involuntariamente, en los trayectos de la casa al trabajo o a la escuela, en los mercados, el transporte público y cuando la ponemos como fondo para realizar nuestras labores diarias. Cuando compartimos canciones a través de dispositivos inteligentes o a través de las redes sociales la música nos acompaña en nuestros momentos de vulnerabilidad y de socialización y qué decir de aquellos momentos en que nos enamoramos y por supuesto, en las rupturas.

Referente a nivel internacional, quien investiga sobre el amor romántico, el feminismo y la construcción del amor a partir de su disfrute y no del sufrimiento es la doctora en Humanidades y Comunicación, Coral Herrera a quien citaba líneas arriba. A través de libros, un blog, entrevistas y notas diversas ha trabajado sobre cómo nuestra forma de amar tiene como base mitos que perpetúan el machismo en las relaciones: el Capitalismo en éstas se sostiene como la propiedad privada llevada hacia las personas, pues cuando amamos a alguien ese individuo nos pertenece y declaramos “yo soy tuya y tú eres mío”. Son justamente esos mitos, o mecanismos culturales, los que perpetúan y reproducen esas ideas. Y sí, la música ocupa un lugar dentro de ese panorama así como las películas, las series, los chistes, etcétera.

“Te vas porque yo quiero que te vayas,

a la hora que yo quiera te detengo.

Yo sé que mi cariño te hace falta,

porque quieras o no,

yo soy tu dueño.

Sin embargo, esta conversación no está centrada en cuál género musical denigra más a la mujer, es más machista o reproduce estos patrones, esto no es una competencia. Lo importante es cuestionarnos qué tipo de contenidos estamos consumiendo y por qué los elegimos: ¿son estos condicionamientos sociales los que nos ciegan y no nos permiten cuestionarnos?, ¿existen alternativas? y, si existen ¿dónde están?

“El amor,

no tiene bandera,

no tiene frontera,

no tiene color.

Va más allá de sexo,

se lleva por dentro,

se ofrece al resto”.

En una entrevista, a Herrera se le pregunta si las nuevas generaciones son más machistas que las anteriores a lo que ella responde que no, argumentando que “todas las generaciones cuando se convierten en adultas ven a los jóvenes como perdidos”. No obstante, diríamos que son las nuevas generaciones las que hacen protestas y buscan la representación de grupos que no son tomados en cuenta por la sociedad. Actualmente existen movimientos sociales de jóvenes que abanderan diversas causas, son los jóvenes quienes han motivado protestas diversas -aun cuando no sea una actitud generalizada. Y en la música encontramos también esas manifestaciones de cambio y protesta, empezamos a escuchar canciones que hablan de relaciones horizontales, del crecimiento personal de los individuos involucrados en ellas, de cómo el amor romántico mata y no es amor, y sobre todo, del disfrutar de nosotros mismos y los otros.

Para mostrar esto les dejo una pequeña playlist con canciones que hablan del amor desde un punto más sano y bueno y les invito a que ustedes también compartan canciones sobre ello...

Matilda - Anti Romántico

Ketekalles- Amor

Esteman- Amor libre

Los Walters- Fragancia

Ex-novios- Calma

Mula- Agua que quema


https://www.animalpolitico.com/2020/07/aumentan-feminicidios-2020-amlo-adversarios/

https://www.jornada.com.mx/2019/08/23/politica/014n1pol

https://www.milenio.com/policia/feminicidios-mexico-40-ciento-pareja-casa

https://www.pikaramagazine.com/2012/11/la-violencia-de-genero-y-el-amor-romanticocoral-herrera-gomez-expone-que-el-romanticismo-es-el-mecanismo-cultural-mas-potente-para-perpetuar-el-patriarcado/ 

Laura Martínez

Soy programadora del Departamento de Continuidad y Enlace de UAM Radio, y colaboradora del programa "Tu música en la radio". Me entusiasma conocer propuestas nuevas, experimentar y compartir mis experiencias. 

Compartir