Jugar a hacer radio

Escrito por Victor Martínez | 23 OCT 2019


Quiero compartir un poco de mi vida contigo, pues es la primera vez que publico para ti en este blog y me gustaría supieras quién te escribe.

Aún recuerdo cuando era niño y escuchaba la radio en mi grabadora Sanyo. Era pequeña, cuadrada, tenía una bocina grande y entrada para un cassette además de un botón deslizable que señalaba apagar- radio- cassette, una perilla para cambiar de estación y otra para el volumen. ¡Cómo quería esa grabadora!

Por lo regular, me gustaba escuchar música cuando atardecía. Esperaba a que pasaran mis canciones favoritas y las cazaba por las diferentes estaciones de radio. A veces ponía mis cassettes (piratas por supuesto) de Queen y Los Beatles, pero luego de tanto que los escuchaba, prefería sintonizar la radio.

 

Era una maravilla escuchar música nueva, grupos que no sabía que existían y de los cuales me encantaban sus canciones – aunque no tenía idea de lo que hablaban pues estaban en inglés; el ritmo era lo que me atraía.

Un día mi padre me dijo que si cubría con cinta adhesiva los huecos que tenían los cassettes y apretaba al mismo tiempo el botón REC y el de PLAY, podía grabar encima de lo que contenía la cinta. Y sí, ese fue un gran descubrimiento que me cambió la vida.

A partir de ese día, estaba atento a que pasaran una canción que me gustara para grabarla. Después descubrí que también se podía grabar mi voz. Fue cuando comencé a jugar que yo era el locutor que presentaba las canciones, entonces, mis grabaciones se convertían en mi programa de radio.

Recuerdo que corría al teléfono -que por cierto no estaba nada cerca- que se ubicaba a la entrada de la Unidad donde vivía y llamaba a la estación para hacer algunas peticiones musicales, mandar saludos o dedicar las canciones que transmitían.

La variedad de música que escuchaba me llevó a pedir canciones de Los Temerarios, Bronco y Los Acosta, pues la muchacha que me cuidaba sintonizaba la Ke Buena, La Z - y algunas otras que no recuerdo su nombre-, que programaban música popular mexicana y llegaron a gustarme.

Cuando me bañaba conectaba mi grabadora y a todo volumen ponía mis creaciones. Cuando salieron los walkman fue lo primero que pedí de cumpleaños, mi madre me decía que me quedaría sordo de tan fuerte que lo escuchaba, y cómo no, si traía los grandes éxitos del momento y qué mejor que presentados por mí -aunque no pronunciaba bien el inglés, según yo, lo decía perfecto.

Era tan feliz con tanta música que podía caber en las cintas vírgenes de 60, 90 y 120 minutos que iba haciendo mi colección. Mis cassettes ya estaban tan gastados y tan encimados de música, ruidos y sonidos extraños que ya parecía un proyecto de radio experimental… era el niño más feliz del mundo.

Con la misma emoción de aquellos tiempos, hoy, con el avance tecnológico y el pasar de los años, puedo decir que ese niño es un adulto que trabaja en los medios y, principalmente, en aquél que lo apasionó desde pequeño: la radio.

Soy un niño que jugaba a hacer radio, creció, cumplió sus sueños y ahora soy un adulto que juega a hacer radio.

Por todas las experiencias, recuerdos y grandes momentos que he vivido con ella es que la radio me apasiona. Por eso y por mucho más, mantengámosla viva. Te invito a que me cuentes tu propia historia: ¿cómo recuerdas la radio?

Te exhorto a seguir este blog -con sus publicaciones los miércoles y los viernes- y, por supuesto, a escuchar UAM Radio 94.1 de FM ya sea por las ondas hertzianas, por Internet o la app de tu preferencia.

No quiero olvidar el recomendarte que sigas nuestro perfil de Spotify donde encontrarás la playlist y las recomendaciones de la semana.

Gracias por leer, ¡hasta la próxima!

Victor Martínez

Licenciado en Comunicación por la UAM Xochimilco, más de 8 años de experiencia en medios, enfocados en la realización de productos radiofónicos. Actualmente me desempeño como programador musical en UAM Radio 94.1 FM y conductor del programa Tu Música en La Radio. Soy realizador de contenidos en medios audiovisuales y colaborador en +Lucha TV ,he participado en ediciones especiales en Rock 101 y en diversos blogs dedicados a la opinión y editorial.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar